Especialidad en:

La Cirugía Sin Cicatrices. Consta del procedimiento laparoscópico con puerto único de 12 milímetros y asistido por imanes, que ha quedado establecido como la técnica que beneficia al paciente al haber una mínima incisión en el ombligo. Resulta un método con menos dolor, sin marca y con una rápida recuperación. Inclusive, durante el 2013 quedó demostrada su eficacia por los bajos costos hospitalarios, tanto por insumos como por la breve estancia en el reposo.

Las patologías atendidas en Cirugía Sin Cicatrices son:

  • Laparoscopia

    Desde hace algunos años la laparoscopia se ha convertido en una nueva forma de operar, permitiendo hacer menores incisiones y otorgando al paciente una recuperación más rápida. Este tipo de procedimientos se han revolucionado con el tiempo, empleándolo para intervenir en la colecistectomía, para el tratamiento de las piedras de la vesícula y para el reflujo gastroesofágico. Así pues, hoy día es posible tratar mediante este método algunos casos de hernias en el abdomen y problemas de colón y estómago, entre otros, incluido el cáncer de cólon, recto y estómago.

    La constante evolución tecnológica favorece esta rama de la medicina, haciéndola cada vez menos invasiva y dejando apenas pequeñas cicatrices imperceptibles. Con mi método de Cirugía Sin Cicatrices, la laparoscopia se realiza por un único puerto que es de 12 milímetros de grosor, en los procedimientos más frecuentes se introduce por el ombligo y consigue minimizar daños en la pared abdominal.

  • Cirugía de vesícula

    Una de las cirugías más frecuentes hoy en día y la mayoría de pacientes son mujeres (80%) alrededor de los 40 años. Antaño se hacía por vía abierta. A partir de los años 90 se realiza por vía laparoscópica mediante tres o cuatro orificios, uno de ellos en el ombligo. Más recientemente, los cirujanos más capacitados y hábiles lo pueden hacer mediante solo un orificio de 12 mm en el ombligo, que es donde la pared abdominal es más delgada, por lo que no queda cicatriz visible y la molestia es mínima, favoreciendo una rápida reincorporación a la vida normal.

  • Hernia inguinal

    La  hernia inguinal se produce por un defecto o debilidad en la pared  la altura de la ingle, a través del cual protruye el intestino u otras vísceras, lo cual representa un riesgo para la salud por la posibilidad de encarcelarse (lo que salió a través del defecto no puede ser devuelto al interior del abdomen), o estrangularse (lo que salió a través del defecto no recibe circulación suficiente, por lo cual se gangrena el tejido). La forma tradicional de operarlas ha sido la técnica abierta, mediante una incisión de unos 10 cms, actualmente mediante cirugía laparoscópica, habitualmente a travaés de 3 orificios, y más recientemente a través de un solo orificio en el ombligo (casos seleccionados), con las ventajas que para la recuperación y la estética esto representa.

  • Cirugía de apéndice

    Se requiere esta cirugía cuando el apéndice presenta inflamación. Es la cirugía de urgencia que más se practica. Muchas casos se pueden resolver por Cirugía sin Rastros Visibles, por herida única de 12 mm en el ombligo,  sin embargo no es posible saberlo hasta el evento quirúrgico, pues influyen tanto el tiempo de evolución, como la anatomía del paciente.

Modalidades por tiempo de estancia hospitalaria

  • Hospitalización: la estancia clásica en el hospital, más de 24 horas.
  • Corta estancia: Menos de 24 horas en el hospital, excelente cuando no se quiere o no se tienen las condiciones para pasar la noche en casa.
  • Cirugía ambulatoria: se ingresa y egresa del hospital dentro del mismo día. Continúa recuperándote en casa. Es la modalidad que menos trastorna las actividades familiares. Muchos pacientes aprecian no pasar la noche en el hospital en un ambiente extraño y con actividades del personal que interrumpen su sueño.

Las aseguradoras cubren las tres modalidades con la reserva que, tanto corta estancia, como la ambulatoria, deben haber sido previamente programadas.

Tanto el formato ambulatorio, como el de corta estancia representan ahorros, trastorna menos las actividades familiares, disminución en las probabilidades de algunas complicaciones y puede presentar ventajas para el paciente en los procedimientos que se sabe que provocarán incomodidad con el movimiento (por ejemplo cirugía de hernia) al someterse al ajetreo del traslado aun bajo el efecto de los medicamentos del evento anestésico.

La cirugía sin rastros visibles es particularmente susceptible de manejarse en forma ambulatoria y corta estancia por provocar menos molestias en el posoperatorio. Tenga plena confianza que siempre hay alguien atendiendo los teléfonos que se le dan.

Las siguientes patologías requieren laparoscopía tradicional  éstos y otros procedimientos: funduplicatura, cirugía de acalasia, cirugía para gastritis biliar y reflujo biliar, cirugía de colon, etc.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía ambulatoria?

  • Son procedimientos quirúrgicos seguros que no requieren de internamiento prolongado.
  • El paciente regresa a su casa el mismo día de la operación.
  • La estancia es más cómoda y agradable.
  • Todos los pacientes cuentan con la misma atención.
  • Los riesgos de contraer alguna infección son menores.
  • La atención brindada es personalizada por personal experto en cirugía ambulatoria.
  • El equipo quirúrgico es altamente especializado y moderno.
  • Trastornan menos las actividades familiares.
  • Disminuyen costos.

Trabajamos pago directo con las Aseguradoras Metlife, Axa, Monterrey e Interacciones, algunas otras por reembolso.